h1

Clara Obligado. Pasión por la letra

89_clara_obligado1.jpg 

Publicada en También Contamos. 1998

Texto: Cristina María Menéndez Maldonado

Clara Obligado bien podría ser un personaje y su historia la de una mujer hambrienta de sueños, de aventuras… Sin embargo en este viaje elegido, no es necesario equipaje alguno, ni billetes de ida y vuelta,…. Tan sólo una mirada  para transformar el mundo en un tren con muchos destinos.

Clara Obligado nació en Argentina y su historia es la de una mujer que ama la literatura. Con tan solo 10 años decidió ser escritora. Es la primera mujer de su familia dedicada al mundo de las letras,  que rompe con la tradición del escritor varón, aportando una narrativa distinta de la que había conocido en su entorno. Su pasión por las letras tiene como espejo su larga trayectoria como profesora,  en diferentes talleres literarios durante casi 20 años (UNED, el Círculo de Bellas Artes, Acción Educativa, Universidad de Buenos Aires, Escuelas de Verano, Librería de Mujeres, etc). La Hija de Marx es su novela más querida, y comparten escena con otros libros Qué me pongo: Si un hombre vivo te hace llorar; Qué se ama cuando se ama, …

1.-¿Qué es un taller literario?. ¿qué condiciones, en tu opinión debe cumplir?

Es un punto de encuentro entre la teoría y la práctica, entre el escritor y sus lectores, el juego y la disciplina, la soledad y la compañía…Hay una forma de taller que es permanente en la literatura. Desde los Socráticos que conversaban,  hasta los grupos de escritores, etc, todo es una forma de taller que permite la crítica, un aspecto importantísimo en el desarrollo de la creación. El profesor que imparte los cursos debe tener una fuerte formación literaria y gran capacidad para transmitir sus conocimientos. No es imprescindible que sea escritor, pero sí un buen transmisor de ideas. El esfuerzo máximo lo tiene que hacer el participante. En el taller se le va enseñando poco a poco a ser independiente.

2.-¿Para ser escritor es necesario ser apasionado, curioso, con capacidad para sorprenderse?.

Ser escritor no es una gracia sino una desgracia. Acceder a la escritura es entrar en un mundo difícil que requiere mucho trabajo. Escribir es “sufrir” y en algún punto es verdad,  pero es la mejor aventura, ya que la posibilidad de vivir varios mundos es algo maravilloso.El escritor es aquel que se expresa con palabras y que tiene una mirada especial. A partir de esas premisas se dan múltiples combinaciones. Desde Proust encerrado entre sus libros hasta el aventurero Jack London, todo es posible en este espacio creativo. Así dentro de un mundo cargado de pautas encontramos que la escritura no las tiene. Es en definitiva un ejercicio de democracia, de pluralidad, donde cada cual cuenta una visión distinta de las cosas y siempre es válido. Sólo es necesario conocer bien el idioma.

 3.-¿Cómo vives tú la creación literaria?

La escritura en una mujer es algo diferente. Escribo desde las 12 de la noche hasta las 6 de la mañana y mientras tanto hago las tareas domésticas. Esta es la condición de la escritura que nos da a las mujeres una visión más completa de la vida, y esto desde luego nutre la literatura,  que está de ese modo más enraizada. No hay esa solemnidad con que el hombre escribe, encerrado en su habitación con la única tarea de escribir. Es diferente.

4.- ¿Es necesaria la técnica en un principio para luego olvidarse de ella?

La técnica es el dominio de lo natural. Cuando la llegas a dominar no se nota que la usas. Es como aprender a caminar…Para hacer cualquier cosa primero es necesario conocer los mecanismos que lo mueven, el cómo se hace de modo que después te puedes permitir la libertad de ser tú mismo. Podrás ser clásico o rupturista, pero no vas a inventar nada que no exista ya en literatura, hay pocos Cervantes.  De ahí la importancia de conocer la técnica, lo que han hecho otros

5.- ¿Crees que el escritor debe haber experimentado el amor, el odio, la risa, la tristeza…?

En mi opinión no es necesario asesinar para escribir un crimen, pero sí es necesario ser curioso y saber ponerse en el lugar de los demás, aprender a escuchar.

6.-¿Qué opinas de la inspiración?

La inspiración casi siempre te pilla trabajando. Es un 10% mientras que el 90% restante lo componen un carácter fuerte, con capacidad para seguir adelante; vocación en definitiva, porque hay momentos de disfrute pero también de sufrimiento. No es un camino fácil.

7.-¿Cúal es el momento en el que la escritura pasa de ser un hobbie para convertirse en una necesidad vital?

La escritura es como el amor, que pasa de una amistad a algo más fuerte. La literatura es una pasión larga. Es la posibilidad de vivir tu propia vida y la de los personajes que creas. Cuando se logra entrar en ese nivel, es muy difícil no volver a escribir.

8.- ¿Qué tipo de literatura te interesa especialmente?

Me gustan los escritores inteligentes, con ideas propias. Me seduce desde Monterroso que simplemente juega con el idioma a Saramago, con una visión más profunda de la vida. Como dice Italo Calvino “frente al peso de vivir, la ligereza de la literatura”.

9.-¿Escritora o lectora, qué prefieres?

Lectora. La forma de leer de un escritor es más gozosa. Puedes encontrar un adjetivo especial, un truco inteligente. Escribir es más glorioso pero más cansado también. Son pasiones distintas. No se puede ser escritor sin ser lector, pero sí al  contrario.

10.- ¿Qué me cuentas de los personajes?

A diferencia de Nabocov, que piensa que sus personajes son como galeotes,  y que los lleva donde él decide, yo opino que son ellos los que te llevan donde les place. Entonces pasan del amor al odio, se niegan a morir y te das cuenta de que son algo mágico que no es posible controlar. Yo sigo una estructura, se quien va a contar, en qué tiempo sucede, en qué espacio se va a desarrollar y dentro de este esquema los personajes viven.

11.-¿Qué búsqueda se plantea el escritor cuando crea?

Escribir es responder a una pregunta que no sabes plantear y tampoco responder. Si alguna vez lograses encontrar la respuesta dejarías de escribir, pero normalmente llega la muerte antes y sigues contando historias, sigues buscando…Paralela al proceso creativo, la corrección me resulta más placentero que inventar. Es como tener una materia en bruto a la que vas quitando todo lo superfluo hasta que queda limpia. Es como armar un puzzle.

12.- ¿Qué te ha aportado a ti como profesora el taller literario?

He aprendido a no dejarme llevar por la primera impresión que tengo de la gente, a trabajar en horizontal sin presuponer que existe una única verdad. La humildad es otra lección.

 

 

La reproducción de la totalidad o parte de los contenidos de esta página web en cualquier soporte y por cualquier medio técnico deberá citar siempre al autor. Está prohibido la reproducción total o parcial del mismo para fines comerciales o lucrativos sin el permiso del autor.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: