h1

Cartas al Director

Por Cristina María Menéndez Maldonado

Soluciones Pin y Pon. Carta al Director publicada en La Nueva España (24/04/2005)

Ante las “soluciones habitacionales” propuestas por la Sra. Trujillo, la imaginación se desborda…¿Cabrá nuestra dignidad en 25 metros, o tendremos que “achucharla” en un rincón del horno; (único espacio virgen, a excepción del techo)?Y es que ante el pánico del momento, he envasado al vacío mi ajuar, no sea que la mantelería, ofuscada por la presión, estalle como un airbag.  Prefiero comprar complementos Pin y Pon (cucharitas, vasitos, tacitas, tenedorcitos), y así al menos soñaré con ser Blancanieves, y puede ser que algún Príncipe sin miedo a las nuevas construcciones, me lleve a su “Pisazo” por siempre jamás. Y si, señora Ministra, sí es cuestión de dignidad compartir lavadora con todo el vecindario, porque a nadie le importa si tapamos las vergüenzas con calzones de pata larga o lencería fina. Cada cual en su casa y Dios en la de todos (si cabe, que como venga omnipresente a lo mejor ni en la escalera…)¡Eso si! Su fomento de las relaciones personales es abrumador. Mi novio y yo vivimos, respiramos y sentimos como uno sólo. No es que esté en la sopa, es que es la sopa.  Creo que voy a cambiarle por el Pitufo inventor que ocupa menos espacio y tal vez pueda idear un armario flotante.

¿Obras son Amores?. Carta al Director enviada a La Razón.Ahora se a ciencia cierta lo que Nostradamus profetizaba. No era la 4ª Guerra Mundial, ni la llegada del AntiCristo. Si miran bien, descubrirán la verdad entre los escombros…”Las obras de Madrid”, he aquí la manifestación palpable de sus predicciones: Calles surcadas de zanjas, trincheras donde tropiezan despistados, señoras con carrito y hombrecillos miopes…¿Para qué visitar Terra Mítica si vemos cada medio metro excavadoras gigantes como Dinosaurios, abriendo brechas ante nuestros ojos?. Volver sano y salvo a casa ya  es cosa de Tarzanes.¿Y qué me dicen de las líneas provisionales de la calzada?. Ni en mis peores pesadillas habría conseguido semejante perfección laberíntica. Hasta mi GPS sufre ataques de ansiedad y está empeñado en arrojarme al Manzanares en busca de salidas alternativas. Si estás  obras son amores propongo una colecta para suscribir al bueno de Gallardón a “Grandes Maquetas de la Historia: El Escorial en 500 entregas”; a ver si así se entretiene los próximos 50 años.  

Érase una vez un paraíso…

Ese rincón inexplorado en Papúa que ha permanecido virgen al hombre, me hace pensar que también el ser humano en su interior conserva lugares, espacios intactos hacia los que la inmersión, el descubrimiento revela pensamientos extinguidos, naturaleza en estado puro. En ese lugar del Globo, al Este o al Oeste del Edén, donde en una primera pasada han sido descubiertas 50 especies, y con regocijo alguna de aquellas que creyeron extinguidas, demuestra que incluso en un planeta que conocemos desde hace siglos aún hay mucho por encontrar. Y en ese descubrimiento, también está en juego la integridad del hombre y sus prioridades. ¿Mantener ese templo de biodiversidad, o explotarlo en pos de los intereses de los países desarrollados?. Ojala este hallazgo no quede cómo una anécdota en los periódicos del día, y lo defendamos igual que nuestros propios e íntimos secretos. Ojala continúe siendo un espacio inexplorado donde sólo unos pocos afortunados encontraron un Edén, para mostrarlo al mundo con respeto y mimo. Ojala se escriban leyes eternas con las que protegerlo contra asaltadores de sueños y  especuladores. Ese rincón donde existen criaturas fantásticas aún por catalogar, coloridas especies que no temen al hombre y sonríen con sus caricias, nos ha demostrado una vez más que en mundo no sólo hay desastres. También como en cada ser humano hay rincones felices, llenos de luz que revelar al mundo. Ojala alguna abuelita mucho tiempo después  pueda nombrarlo en sus relatos, como la más asombrosa de las historias…”Érase una vez un Paraíso que aún existe en un lugar muy lejano, protegido y a salvo, donde aún es posible creer en los sueños…” 

 

La reproducción de la totalidad o parte de los contenidos de esta página web en cualquier soporte y por cualquier medio técnico deberá citar siempre al autor. Está prohibido la reproducción total o parcial del mismo para fines comerciales o lucrativos sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: